Vecinos reclaman por suciedad de baños en parque acuático de Vallenar

Una ciudad que se jacta de ser educada, limpia y ordenada, debe predicar
con el ejemplo. Y eso no es lo que se está viendo en el parque de juegos
acuáticos de población Quinta Valle, donde los baños públicos merecen
más que una «manito de gato».

La responsabilidad por supuesto que es compartida, tanto de autoridades y de
la comunidad, en primer lugar; por abandonar a su suerte el lugar que sirve de
panorama y distracción en este verano pandémico, donde no se puede salir a
muchos lugares.

En segundo lugar, la educación y cultura que demostramos
al no limpiar, y mantener el sitio en condiciones higiénicas permitidas, puesto
que los que más usan estos recintos son los menores de edad que juegan en el
lugar.

Más ahora en pandemia, donde deben existir condiciones mínimas de
salubridad en el país, estos recinto debiesen estar aseados, limpios e higiénicos.
La tarea es doble: para la autoridad en mantener limpio estos lugares, y para
los vecinos en cuidar y proteger el aseo que se realice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *